Historia de las pegatinas

Como cualquier otra cosa, las pegatinas también tienen su historia, su historia particular. El caso de las pegatinas es muy peculiar en dos sentidos bien distintos: en primer lugar, porque estos adhesivos no hicieron su entrada en el mercado internacional hasta bien entrado el siglo XX, finalizadas ya las dos grandes guerras mundiales que asolaron el mundo y, en segundo lugar, ya que su entrada triunfal vino de la mano de las nuevas técnicas de marketing y publicidad que comenzaban a despuntar en el mundo occidental. Pues bien, resulta que ambas características hacen de la historia de las pegatinas una historia con características notoriamente únicas, tal y como tendremos ocasión de señalar a continuación.

Peculiaridades de la historia de las pegatinas

Decíamos primeramente que las pegatinas son un invento reciente. Si bien es cierto que existían diferentes productos de características y funciones similares a los adhesivos antes de la invención y expansión de las pegatinas, lo cierto es que su uso masivo y su apariencia y características actuales son por completo novedosas y muy recientes. De hecho, si tuviéramos que fijar una fecha como inicio de la utilización de las pegatinas sería a principios de la segunda mitad del siglo XX, alrededor de los años sesenta del siglo pasado.

Esto nos lleva a la segunda de las peculiaridades de la historia de estos adhesivos, a saber, su relación con el origen y desarrollo de las técnicas de marketing actuales. En efecto, las pegatinas se emplearon en un primer momento de modo exclusivo para fines publicitarios, aunque su expansión hacia el uso doméstico fue realmente rápida y, en la actualidad, puede decirse que, si bien su uso publicitario todavía perdura y tiene gran importancia, su uso doméstico ocupa ahora el primer puesto. De esta relación con el mundo publicitario se derivan algunas consecuencias de fundamental importancia que iremos viendo poco a poco en las siguientes entradas.

Sea como fuere la historia de las pegatinas, ahora podéis disponer de cualquier diseño que gustéis acudiendo a nuestra estupenda tienda de pegatinas en la que, si no encontráis un modelo que os satisfaga plenamente, podéis encargar un diseño personalizado que se adapte completamente a vuestras necesidades, gustos, preferencias o intereses.