Las pegatinas y el sticker art

Todo producto que se precie cuenta con su propia rama del arte. Y, por supuesto, las pegatinas no iban a ser menos. Surgido a finales del siglo XX, el llamado “sticker art” es un arte de tipo callejero, claramente emparentado con los graffiti, en el que las pegatinas se emplean usualmente con fines reivindicativos, aunque, en ocasiones, solamente pretenden cumplir una finalidad estrictamente estética o, incluso, ser un mero ejercicio de vandalismo urbano.

Los artistas callejeros que emplean las pegatinas, adhesivos y vinilos para expresarse, normalmente diseñan en un primer momento su firma personal, que después estampan (o encargan estampar) en diferentes formatos de pegatinas y adhesivos que irán colocando poco a poco en los lugares que más les llamen la atención, sea por la razón que sea en cada caso particular. Procedente de Estados Unidos, este reciente arte de las pegatinas se ha extendido por medio mundo, muy señaladamente en Rusia y otros países ex-soviéticos, con gran apego a las derivaciones del arte urbano.

En España, en concreto, no es una práctica muy extendida, aunque es bien cierto que pueden verse ciertas obras de sticker art por las calles, pero normalmente responden más a una finalidad comercial o publicitaria que a otra cosa.